lunes, 26 de septiembre de 2016

Las olivas comienzan a madurar.

Hace 3 años decidí plantar un segundo olivo.  Es de la variedad Villalonga que es la más utilizada por esta zona.  Es una variedad de gran producción y muy resistente a la sequía y las heladas.
Esta semana ya han pasado de color verde a negro con un tono azulado.  Las altas temperaturas del verano , los riegos y las temperaturas tan suaves  que estamos disfrutando este otoño están haciendo que su maduración sea más rápida.
El indice de madurez lo define el color de la oliva y será el factor que marque el sabor del aceite de oliva. Las olivas más maduras tienen un sabor más dulce y afrutado.
El árbol todavía es pequeño  y nos ha regalado solo unas pocas olivas pero cada año que pase nos irá dando más.



domingo, 25 de septiembre de 2016

Cuando tuve un gallo de pelea.

En uno de los paseos matutinos que acostumbra a realizar mi tío Vicente vio algo en el arcén de la carretera. Al acercarse descubrió un montón de plumas y sangre que formaban un gallo que todavía respiraba. Era un gallo de pelea al que tal vez después de perder habían tirado desde un coche. Se lo llevó a casa, lo curo y al día siguiente lo introdujo en el gallinero para ver si poco a poco se iba recuperando. En el gallinero de mi tío conviven unas 30 gallinas, patos  y unos 4 pollos.
Cuando al día siguiente fue a visitar el gallinero, el gallo nuevo había matado a los 2 pollos más grandes y tenia acorralados y escondidos a los demás.
Por ello acudió a mi casa, sabia que yo había hecho un gallinero y tenia una sola gallina. Todavía recuerdo cuando metí al gallo y comenzó a pegarle a la gallina pensado que estaba en una pelea. Pero las gallina no pelea y el gallo encontró la tranquilidad en el gallinero. Poco a poco fueron llegando más gallinas y el gallinero se convirtió en una comunidad donde el gallo organizaba  y cuidaba  las gallinas. El gallo nunca perdió su agresividad, pegaba a los gatos, nunca dejo que en el gallinero entraran pájaros y obligo a colocar un cerrojo para poder cerrar y coger los huevos sin que viniese corriendo y se lanzase a atacar.
Estuvo en el gallinero entre el año 1998
y 2005, cantaba a todas horas incluso de noche, nos pegaba y no tenia miedo a nada, mando en el gallinero como un cuartel militar y las gallinas le tenían mucho respeto y tal vez algo de miedo.

viernes, 23 de septiembre de 2016

La última mazorca

El maíz lo sembré la primera quincena de abril y hoy quito la ultima mazorca que quedaba.
Este año tanto las plantas como las mazorcas han sido muy grandes y es que el estiércol aportado a la tierra en invierno ha mejorado los nutrientes de la tierra que tanto necesita el maíz. Ha compartido bancal con sandias y pepinos y la asociación a sido perfecta ya que el crecimiento vertical del maíz no ha quitado sol y las sandias que son rastreras han crecido acolchando y mejorando la humedad del suelo. Su asociación a servido para compartir y aprovechar riego.
Hace algunas semanas que las últimas mazorcas terminaron su ciclo, pero en una de ellas deje una mazorca sin recolectar.
Cuando una mazorca de maíz alcanza su grado de maduración los granos comienzan a  perder humedad y se hacen duros. Si no la recolectamos la mazorca se va secando y es entonces cuando la guardo para semillas. Durante todo el proceso de crecimiento y maduración de la mazorca los granos permanecen tapados por las bráteas ( son como hojas que envuelven la mazorca y la protegen)
Recojo la mazorca y la guardo para semillas, no es necesario desgranarla ya que en la mazorca se conservan perfectamente durante varios años. "SALIÓ EL MAIZ ( ENLACE)"
raíz del maíz
Con esta mazorca me aseguro las suficientes semillas para las próximas cosechas ya que la germinación del maíz es muy rápida y segura. Pero eso será la próxima primavera.




jueves, 22 de septiembre de 2016

Primer día de otoño

Hoy las horas de luz coinciden con las horas de oscuridad y a partir de ahora cada día tendrá un poco menos de luz (cada día perdemos 3 minutos)
Para los que nos gusta estar en la huerta la luz es fundamental para realizar las tareas y dentro de poco las tardes serán muy cortas. Pero se compensa con una mejor temperatura que hace muy agradable estar en la huerta a medio día y más después de un verano tan caluroso como el que hemos sufrido.
Hoy he dado una vuelta por la huerta, con la tranquilidad y paciencia que te hace ver y descubrir todo lo que vive y convive en ella. Es cuando descubre que la araña tigre que lleva viviendo todo el verano en la barraca de tomates a perdido 2 patas y ahora tiene 6





. Descubre que los chinches verdes  están atacando los tomates y que las hormigas han venido a recoger las semillas de la albahaca. Que algunas matas de tomateras todavía tienen flores y las abejas continúan trabajando. Que el peral anda despistado y ha sacado algunas flores y que hay demasiadas olivas en el suelo.
Las horas con menos sol se notan en los riegos, ya que la tierra aguanta mucho más tiempo la humedad y dentro de poco el riego dejará de ser la actividad principal en la huerta. Las gallinas tienen menos hierba y comida vegetal que comer y en cuanto comienza a oscurecer se van a dormir.
Por esta zona los otoños suelen ser bastante lluvioso algo necesario, con la amenaza del fenómeno de la gota fría.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El final de los tomates valencianos.

La barraca de tomate valenciano comenzó a secarse hace ya  algunos días. . Puede parecer que es el fin de su ciclo o incluso en un primer pensamiento pensar que es consecuencia de la falta de riego , pero la realidad es el ataque de mildiu que ha terminado por matarlas.
El mildiu es un hongo, aparece como una mancha verde oscura en las hojas y estas comienzan a secarse, luego continua extendiéndose por los tallos y poco a poco termina por secar y matar toda la tomatera.
A estas alturas las barracas de tomateras están muy grandes, con muchas hojas y tallos formando una zona muy densa y creando en el interior de la barraca una zona con mucha humedad y poca ventilación. Todo esto unido a las altas temperaturas de las últimas semanas y el rocío de las mañanas ha contribuido a que el mildiu se extienda rápidamente de una planta a otra.
El mejor tratamiento es la prevención y la eliminación de las zonas afectadas para evitar su propagación.
Esta semana he quitado la barraca de tomate valenciano que estaba prácticamente toda afectada. Amontono las tomateras para su retirada, pero no irán al compostador ya que se encuentran llenas de esporas del hongo que se expandirán desde allí o sobrevivirán hasta el próximo año.
A partir de ahora este bancal permanecerá vacío dejando la tierra descansar hasta la próxima cosecha que seguramente será la de patatas en enero.
Las tomateras se plantaron el 3 de abril y la elección de tomate valenciano de variedad local ha sido todo un éxito tanto de producción como de sabor. He ido guardando semillas de los mejores tomates para el semillero del próximo año.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...