lunes, 28 de julio de 2014

Guardar algunas semillas de tomate.

Ahora que la cosecha se encuentra en su ecuador es el mejor momento para guardar semillas para el próximo año.
Busco una mata sana, grande y mejor que el resto, de esta busco un tomate grande, sano y mejor que el resto.
Saco las semillas con un cuchillo y las dejo sobre un papel, El jugo que esta encima de las semillas conservará y protegerá las semillas. Una vez seco el papel  ya estará listo para guardar, lo guardo dentro de un sobre de papel donde se conservará protegidos de la luz y la humedad hasta principios del próximo año.
He guardado semillas de dos clases.
Clase 1 : tomate valenciano, no híbrido.  Matas muy productivas, de tomate grande y redondo. De muy buen sabor.
Clase 2: tomate tipo pera conocido como corazón de buey. tomate grande con mucha carne y pocas semillas, perfecto para ensaladas.



sábado, 26 de julio de 2014

Un nuevo bebedero en el gallinero.

Desde luego el sistema que más tranquilidad te da para dar de beber a las gallinas es el que proviene de un deposito de agua. No necesita estar conectado a la red de agua potable lo que te evitará que por consciencia de rotura o fallo se acabe inundado el gallinero y ocasionando un gran coste económico.
El deposito te da la tranquilidad de que las gallinas dispondrán de agua limpia durante varias semanas. El deposito se encuentra en la parte alta del gallinero y el agua cae por su propio peso hasta los distribuidores.
Existen muchas clases de distribuidores de agua, desde los más limpios donde no sale agua hasta que las gallinas presionan con el pico un palito metálico, hasta los de tipo cazuela donde el agua permanece  y conforme se va bebiendo se vuelve a llenar.
Yo creo haber utilizado casi todos y el que mejor resultado me ha dado es el tipo bebederos metálico, también utilizado para gatos y perros pequeños. Mantiene el agua estancada hasta un nivel constante y conforme bebe y gastan el agua se vuelve a llenar. Es cierto que el agua se ensucia y que tal vez sea el menos higiénico, pero desde luego es el que menos problemas da de obstrucción o taponamiento. Al ser metálico no se estropea con el sol y  es muy resistente .
 Yo hasta ahora tenia un solo bebederos conectado al bidón de agua, luego tenia un bebedero de los que se rellena. Pero ahora que he dividido el gallinero en dos partes para que los pollitos  y las gallinas no estén juntos , he puesto otro bebederos conectado al bidón.
En verano el consumo de agua por parte de las gallinas es muy alto y con esta forma consigo asegurar que nunca les falte el agua.





miércoles, 23 de julio de 2014

judias y garrofones

Uno de los cultivos de verano son las judías y dentro de este cultivo una variedad muy utilizada son los garrafones. Se utilizan para la elaboración de las paellas y algunos tipos de arroces.
Este año tengo plantado judías de mata baja, judías de enrame y garrafones.
Cada uno tiene sus ventajas y tiene su lugar tanto en la huerta como en la cocina.
Las judías de mata baja no crecen mas de 50cm de altura no necesitan tutores, su producción es alta y la única preocupación es que la hierba no las tape.
Las judías de enrame necesitan de tutores que utilizan para trepar a través de ellos , llegando hasta los 2m o más de altura. Es muy cómodo de recolectar.
Los garrafones necesitan de tutores y su crecimiento es muy rápido necesitando  un tipo de tutor tipo pérgola donde cubrirán todo el espacio.

judía enana
Si pienso en la germinación desde  luego los garrafones son que más problemas tienen ya que su germinación es difícil. Al contrario de las judías de mata baja cuya germinación es prácticamente del 100%.
En el cultivo de las judías hay que tener en cuenta el ataque de la mosca blanca y sobre todo el de la araña roja. La araña se instala en el envés de la hoja no se ve a simple vista y en pocas semanas  comienzan a caerse las hojas y se mueren las matas.
El mejor riego es el goteo, un acolchado evitará  que las hierbas invadan el cultivo y propicien el pulmón y las enfermedades.
Cuando existan excedentes una buena opción es congelarlas, así en los próximos meses podremos seguir disfrutando de nuestras judías.




garrofón






martes, 22 de julio de 2014

Lección aprendida de calabacines.

Después de algunos años de pruebas ya puedo concluir que para los calabacines el mejor lugar es a pleno sol. No les importa la exposición durante todo el día en zona soleada, al contrario su crecimiento es mayor , tienen menos enfermedades y soportan perfectamente las altas temperaturas, incluso los días como hoy con vientos de poniente y temperaturas cercanas a los 40ºC.
Durante el día sus hojas se arrugan, se doblan y sientes como el  fuerte calor les afecta, pero al atardecer sus hojas vuelven a levantarse y adquieren de nuevo ese aspecto de hojas enormes que las caracteriza.
Las flores y frutos quedan tapadas debajo de las hojas soportando el calor. Su floración es mayor que cuando están en zona sombría y los frutos crecen más rápido.
No hay enfermedades de mildium, ni mosca blanca, ni pulmón, ni  hongos.




Eso sí, los riegos tienen que ser mayores, necesitan de más aporte de agua y de una tierra más húmeda.
Están dando una buena cosecha  y nos están permitiendo poder disfrutar de calabacines  todas las semanas.

martes, 15 de julio de 2014

Cuando hay excedentes de tomate

Llego ese agradable momento en el que hay más tomates de los que se pueden consumir diariamente, ello indica que las cosas se han hecho bien y que las tomatera este año están creciendo y  produciendo mucho.
Este verano las temperaturas son más suaves y las tomatera parece que lo agradecen,  de momento la ausencia de viento de poniente abrasador se ha notado y las matas  tienen muy buen aspecto.
Cuando los tomates maduros superan la cantidad necesaria que necesitas para ensaladas, tomate frito y demás usos se hace necesario ir pensando en consérvalo de otra manera.
La manera que siempre hemos utilizado es conservarlos en botes al baño maria.
Lo primero es lavarlos y pelarlos, la mejor manera de pelarlos es introduciéndolos unos segundos en agua muy caliente, de esta manera la piel se despega y es muy cómodo pelarlos.
Lo siguiente es trocearlos, consiste en cortarlos con un cuchillo en pedazos pequeños.
Luego se introducen en un bote de cristal hasta llenarlo. Una vez lleno se cierra la tapa fuertemente.
Los botes se introducen en un bidón donde se cubren de agua, habrá que calentar el agua hasta que hierva, esperar unos veinte minutos y retirar el fuego,
Una vez el agua este fría se sacarán los botes, se limpiará y secaran y ya estarán listos para almacenarlos en un lugar seco al que no le de la luz directa del sol. Allí los guardaremos para ir consumiéndolos durante todo el año.
Esta es mi manera de hacer conserva, hay muchas variedades y formas de hacerlo , pero lo importante es poder disfrutar de un bote de  tomate casero cualquier dia del año.
Yo para la conserva utilizo botes de cristal reciclado, son botes de mermelada o de diferentes conservas, lavo bien los botes, limpio a conciencia las tapas y los seco, de esta manare reutiliza y recicló todos los botes de cristal año tras año.
Para calentar el bidón de agua utilizo leña de la poda de invierno, sobretodo la leña de la higuera que tiene una madera de baja caloría y mucha ceniza que la hacen mala para la chimenea y no utilizable para los asados, pero ideal para calentar el bidón y  a coste cero.






domingo, 6 de julio de 2014

Las Berenjenas que vieron dos veranos.

En la primavera del año pasado plante 3 matas de berenjenas, durante todo el verano  crecieron y dieron bastantes frutos, cuando llego el otoño siguieron floreciendo y dando berenjenas.
Lo normal es que con las primeras heladas se murieran terminando su ciclo, pero el invierno pasado fue atípico, con temperaturas suaves, tan suaves que las berenjenas aguantaron el duro invierno, sus hojas se estropearon , su aspecto parecía enfermo  y muchos de sus tallos se sacaron. Pero las matas aguantaba sin secarse, entonces al ver que no se morían  decidí dejarlas, nunca me había pasado, siempre al llegar el invierno las había quitado y en primavera  plantaba  semillas  nuevas.
Cuando llego la primavera recorte aquellos tallos secos, quite parte de las hojas y realice una poda de limpieza, pronto rebrotaron y sacaron hojas de nuevo.  Enseguida volvieron a sacar flores y  con la entrada del verano ya es posible disfrutar de nuevas berenjenas
La diferencia con las berenjenas plantadas este año es que su tamaño es mayor y por lo tanto tienen más flores y más berenjenas listas para recoger. He conseguido recolectar berenjenas algunas semana antes de las plantadas en el mismo año.



Fue todo un acierto darles una segunda oportunidad, hace tiempo descubrí que con los pimientos esto es posible , ahora descubro que con las berenjenas también.

lunes, 30 de junio de 2014

El primer tomate

Siempre hay uno que es el primero, ya hace días que miro y miro buscando, no importa el tamaño ni la variedad, busco uno que ya esté maduro.
Dentro de unos semanas ya serán mucho, tantos que espero poder hacer conserva, pero esta semana he buscado el primero.
Al final lo encontré, escondido detrás de unas hojas, solitario de color rojo.
Llama la atención al ver el cambio de color de verde a rojo, rojo tomate. Da ilusión, ya han pasado muchos meses del último, es el primer éxito del proyecto que comenzó con unas semillas colocadas en el semillero.
Lo recojo y lo fotografió como algo único, como si fuese el primero que veo .
Y lo mejor está por llegar, llega el momento de comérselo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...