jueves, 23 de junio de 2016

La tia del pollito.

Un gallinero es una comunidad de gallinas que conviven en base a unas reglas. Parte de esas reglas van innatas en su comportamiento y otras se las imponemos nosotros en función del tipo de gallinero y la libertad que le demos.
Cuando la gallina castellana se quedó clueca, se sentó en el ponedero y dejo al resto del grupo. Cuando se levantaba y salía lo hacia ella sola, para beber, comer y darse un baño de tierra. El resto de gallinas incluido el gallo no se acercaban ni la molestaban. Cuando el pollito nació formaron una familia separada del resto, salían comían y  recorrían la huerta ellas solas sin seguir las ordenes del gallo.
Cuando hace unas semanas la gallina madre decidió volver a subir a dormir al palo alto, el pollito la siguió, ya estaba lo suficientemente desarrollado para volar lo suficiente como para subir escaleras y llegar al palo. Se sentó a dormir al lado de su madre y rodeada del resto de las gallinas.
Desde el principio no tubo problemas de aceptación, el palo de dormir es un lugar donde solo pueden acceder gallinas integradas en el gallinero ( las gallinas nuevas son picadas y obligadas a bajar y dormir en otro lugar)
Pero lo que me ha llamado la atención desde hace 2 semanas es que una de las gallinas rojas ( estas gallinas no se quedan cluecas) se ha unido al grupo de la madre y el pollito. Recorre la huerta con ellos y cuida del pollito como si fuese su madre. Le busca comida, le cuida cuando su madre se aleja y permanece todo el dia con ellas.( todavía no se si el pollito es gallina o pollo)
Se ha apartado del grupo de gallinas y ha cogido el roll de tía del pollito o madre adoptiva. Tanto la madre como el pollito la han aceptado como parte de su grupo. Se ha convertido en la tía del pollito.




martes, 21 de junio de 2016

Recolección de los ajos

Tenían ya las hojas secas y hacían un par de semana que no se habían regado. El bulbo había alcanzado su tamaño y ya se habían formado los dientes de ajo. Las última semanas la roya había hecho enfermar sus hojas.




Se sacan de la tierra estirando del tallo y desenterrado las cabezas. Para algunos hace falta utilizar la azada para sacarlos ya que el terreno esta muy duro.
Se limpian con la mano quitando los restos de tierra que se pega al bulbo y con un cuchillo se cortan las raíces. También se cortan las puntas de los tallos.
Se dejan todo el día  al sol para que pierdan la humedad que les queda y se guardan dentro del trastero ya que es un lugar seco y ventilado.
Este año hemos recolectado alrededor de un centenar de cabezas. El tamaño es mediano pero de aspecto compacto y bueno.
Quedaran guardados e iremos gastando  conforme se necesiten. Durarán almacenados casi hasta la próxima cosecha.

martes, 14 de junio de 2016

El primer cilantro

Este año he descubierto el cilantro. Me regalaron una plantita en un vivero y lo sembré al lado de las fresas.
Creció rápidamente y ahora esta lleno de flores, lo que me permitirá poder guardar semillas.
A primera vista el cilantro parece perejil,  aunque tiene un verde mas claro y las puntas de las hojas son mas redondeadas.
El olor que desprende el cilantro es más fuerte pero lo que de verdad lo diferencia es el volumen en su desarrollo, mientras el perejil no supera los 25cm , el cilantro alcanza los 70cm.
 Se encuentra en plena floración, lleno de flores blancas, pronto sacará el fruto que son unas bolitas de color crema y aroma a cítrico.
El perejil es una planta que nunca falta en mi huerto ya que la utilizo sobre todo para condimento y salsas. Al probar la hoja de cilantro lo primero que me llama la atención es su fuerte sabor.
Me queda pendiente probar  como será su sabor a lo hora de realizar la salsa verde que es en lo que normalmente utilizo el perejil.
Si lo utilizáis me podéis comentar como y en que guisos lo gastáis.


lunes, 13 de junio de 2016

Observando los pepinos.

El cultivo del pepino siempre se me ha dado mal.
La primera dificultad surge con la germinación, los tallos recién salidos les encantan a los caracoles que son capaces de comérselos en varias noches y dejar sin ninguna planta de pepinos.
Para una buena germinación y crecimiento se hace necesario una tierra húmeda y con riegos frecuentes. Pero esto hará que se llene de hierbas, si no cuidamos el bancal, en poco tiempo las hierbas invadirán los pepinos y no los dejaran crecer.
Si el cultivo se realiza  tardío hay que tener cuidado ya que el fuerte sol y el viento de poniente quemaran los brotes y hojas no dejándolo prosperar.
Los pepinos crecen mucho, por naturaleza son trepadores y necesitan de un sitio amplio para crecer y extenderse.
Pero uno de los grandes problemas de los pepinos son las enfermedades y plagas que les afectan. Sobre todo la araña roja  y oídio.
Este año la siembra se hace directamente en el lugar definitivo. Con el acolchado de plástico se consiguen 2 objetivos;  el primero  que el bancal no se llene de hierbas y que no sean necesario las labores de desherbado con el consiguiente trabajo y perjuicio de las matas de pepino.
Los segundo que se consigue con el acolchado es mantener más tiempo la humedad en el suelo ya que hay menos evaporación. Las raíces de los pepinos son muy superficiales.
Coloco las semillas cerca del vallado del bancal, así ahora que comienzan a crecer rápidamente utilizan este vallado metálico para trepar. Así tendrán una mejor ventilación con menos humedad  y menos enfermedades.

Ya se están llenando de flores de pétalos amarillos que nacen en las axilas de las hojas y que  tienen una polinización cruzada de la que se encargan principalmente las abejas.
Muchas de esas flores ya han comenzado a convertirse en lo que serán dentro de un tiempo pepinos.




martes, 7 de junio de 2016

Cuidados en las tomateras.

Las tomateras se encuentran en pleno proceso de crecimiento y semanalmente se hace necesario realizar una serie de cuidados para que sigan creciendo rápido y sanas.
rafia natural
Las tomateras germinan y su tallo va creciendo, de ese tallo  saldrán un ramillete de hojas, de la unión entre el tallo  y el ramillete de hojas nacerá un nuevo tallo. Ese tallo se desarrollará sacando nuevas hojas y tallos nuevos.
De no cortar ningún tallo nuevo las tomateras gastarán mucha de su energía en el desarrollo de estos tallos sacando muchas hojas y gastando los nutrientes y la energía en el desarrollo, en detrimento del de los brotes florales y el engorde del fruto.








Por ello hay que ir cortando los excesos de brotes para que la tomatera crezca verticalmente y no se convierta en un montón de tallos y hojas a ras de suelo lo que la hacen más  propensas  a enfermedades.  Estos tallos conviene quitarlos lo antes posible, de pequeños con el simple pinzamiento de los dedos será posible quitarlos sin ningún daño para la tomatera.
Pero la  condición de la tomatera en si misma es rastrera, sus tallos no trepan ni tienen la fuerza para mantenerse de pie. Por ello es necesario colocar tutores e ir atándolas  a ellos.
De todas las opciones para atar las tomateras desde luego la más adecuada es la rafia o esparto natural. Al contrario de la rafia de plástico mucho más cómoda de colocar y de atar, la rafia natural que cae al suelo se descompone y se convierte en composta para mejorar el suelo.
Esta rafia hay que mojarla para para conseguir que sea más manejable y se pueda atar mejor. Luego ya solo queda ir atando los tallos de las tomateras a las cañas de las barraca.  De esta manera los tomates que salgan quedaran colgados de la tomatera, tapados del sol por las hojas y nunca tocaran el suelo evitando así pudrirse o ser atacados por los insectos del suelo.
De esta manera será mucho más fácil realizar los tratamientos y el cuidado , así como el riego, pero sobretodo con el entutorado se consigue que la recolección sea muy cómoda y fácil. Al entutorar y atar los tomates se consigue una mejor ventilación de las matas y unas tomateras con menos enfermedades.
Con estas labores de poda y atado conseguiremos que el  control del riego y sobretodo las tareas de desherbar sean más rápidas y cómodas.

viernes, 3 de junio de 2016

Los primeros ajos.

Hace ya algunas semanas que se acabaron los ajos guardados del año pasado. Los últimos que quedaban ya habían perdido sus propiedades y se habían vuelto esponjosos  y sin textura.
La conservación del ajo se consigue sobretodo guardándolos en un lugar  oscuro y libre de humedad. En un recipiente con agujeros que permita la ventilación del aire y nunca en la nevera. Pero es muy difícil aguantarlos más de 9 meses desde su recolección.
A los ajos plantados les quedan sobre un mes para su recolección. Pero ya es posible empezar a recoger algunos para su consumo. Su sabor es más suave y se nota que le falta madurar ya que están todavía algo blandos.
Pero estos ajos recién cogidos nos permiten volver a  disfrutar del sabor de los ajos.

martes, 31 de mayo de 2016

Nuevas gallinas ponedoras

Esta semana hemos comprado 3 gallinas, el gallinero se encuentra en condiciones de ampliar sus habitantes, y el hecho de que la gallina solo haya tenido un pollito ha adelantado la decisión.
Esta vez aparte de 2 gallinas rojas ponedoras hemos comprado una blanca de la clase Leghorn
Las gallinas ponedoras tanto rojas como blancas son variedades seleccionadas genéticamente por su productividad en poner huevos.
Gallina Leghorn: Se trata de una gallina blanca de peso entre 1,7 y 2.2 kg , de color blanco
Su productividad ronda los 300 huevos anuales, de color blanco. Come menos que otras razas por lo que se ahorra en pienso. La parte negativa es que este tipo de gallinas han perdido su instinto maternal y nunca se ponen cluecas.
Gallina Roja ponedora: también es un cruce de varias gallinas, consiguiendo que sean las más productivas, con huevos de color moreno.
Tanto las gallinas blancas como la roja tienen un carácter dócil y tranquilo.
Las recojo de la granja, viven afinadas sin ver la luz del sol, casi sin moverse. Por ello cuando las meto en el gallinero permanecen inmóviles, se quedan alrededor del comedero. Les dejo la puerta abierta por si deciden salir, pero no se mueven. El gallo acude a visitarlas no les hace nada, pero alguna de las gallinas viejas les pegan. Es duro los primeros días de la llegada al gallinero. Las dejan tranquilas en la zona alta del gallinero casi inmovilizadas, supongo que de miedo.
Nada que ver que el pollito nacido hace 15 días, este ya campa por todo el gallinero junto con su madre, el resto de gallinas ya lo consideran parte del grupo y no hay ningún peligro de que le hagan nada. Sigue sin separarse de su madre, permanecen separados del grupo de gallinas y exploran la huerta sin la compañía del gallo.
Las nuevas gallinas tendrán que ganarse su lugar dentro del gallinero, aunque la experiencia me dice que estas 3 gallinas permanecerán mas unidas entre si que con el resto.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...